QUÉ ES UN VAPORIZADOR?

Un vaporizador es un dispositivo de extracción de aceites esenciales de materiales vegetales, frecuentemente de tabaco, todo tipo de hierbas y resinas. Se usa principalmente para evitar las sustancias tóxicas de la combustión. En lugar de la combustión del material el vaporizador utiliza el calor para evaporar las sustancias activas.

Durante el procedimiento de vaporización, los materiales vegetales se exponen a la corriente del aire caliente por lo cual el contenido (componentes activos y aromas) se vaporiza a través de la acción térmica controlada, la cual apenas sobrepasa a la temperatura de vaporización de las sustancias; luego, el contenido pasa al aire para poder así ser inhalado. Puesto que el material vegetal no se quema, es la manera más sana que hay y además económico: el procedimiento de vaporización se puede repetir varias veces con el mismo contenido. La inhalación es el mejor método para la administración de los componentes activos. Como el efecto es instantáneo los usuarios pueden darle tantas fumadas o inhaladas como sea necesario sin excesos o intoxicación.

Más que nada, la cuota de los vapores del aroma y de los componentes activos depende de la consistencia (calidad) y de la dosis (cantidad) de las plantas. Otros factores importantes constituyen el tamaño de la superficie de los materiales vegetales y la temperatura de vaporización. Sobre la cantidad de los principios activos vaporizados se puede influenciar a través de los siguientes: Calidad: La concentración de los principios activos contenidos en el respectivo material. Cantidad: La cantidad del material vegetal expuesto a la corriente de aire. Superficie: Cuanto más finamente trituradas estén las plantas, tanto más grande será la superficie de la que se pueden vaporizar los aromas y principios activos durante el proceso de evaporación. Temperatura: Cuanto más alta sea la temperatura, tanto más aromas y principios activos se vaporizan a la vez en el mismo proceso.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: